12.9.07

11 DE SETIEMBRE: DIA DEL MAESTRO


DIA DEL MAESTRO.

Como todos los años se realizó el acto del Día del Maestro, pero que en esta oportunidad tuvo aspectos que lo hacen único.

En primer lugar: se destacó la acción del alumno Matías Villalba y su acto solidario que lo llevó a poner en riesgo su vida para salvar a una persona que, como él, viajaba “colgado” en el ferrocarril. Por supuesto que fue el depositario de la Bandera Nacional.


PALABRAS DE ALUMNO ACOSTA, DE CIENCIAS NATURALES

Como en otras oportunidades nos sorprendió gratamente transmitiéndonos sus reflexiones y, en esta fecha en particular, un enorme sentimiento que agradecemos.

“en este día recordamos a esas personas tan importantes en nuestras vidas, que desde nuestra infancia nos guían en el camino de la educación, que tienen un papel fundamental para cada uno de nosotros, que con paciencia, perseverancia y dedicación luchan contra la ignorancia y la dejadez. Que no sólo ponen la mente y su tiempo en cada clase, también ponen el corazón, su esmero por compartir su sabiduría en cada materia. lo único que aprendemos no es a sumar y multiplicar, también sin darnos cuenta, aprendemos lo que son valores. Lo que es la dedicación y el esfuerzo, esas ganas de ayudar a otros, que poco a poco y con esfuerzo nos inculcan muy dentro de nosotros, y quedan en nuestro recuerdos para siempre”


finalmente, Maite de 3º B sociales, nos leyó unas palabras compiladas por la profesora Font:

“menos queridos que los educadores de la primaria y sin el prestigio de los de la Universidad, los profesores de la escuela media tienen, sin embargo, la tarea mas importante en el desarrollo de los chicos.
Algunos hasta tienen que soportar maltratos y acosos laborales por resistirse a transformar el aula en un club de divertimento; padecen las críticas de una u otra corriente didáctica según sea el momento político conveniente y no es raro que sean insultados por los padres de los mismos alumnos a quienes ellos pasan horas ensañándoles.
Suelen cargar con el desmérito y la desaprobación o son tan ignorados que se convierten en seres anónimos.
Sin embargo, nada de todo esto ha logrado derribar a los buenos profesores de la secundaria. Cada día, frente al aula, intentan el milagro del encuentro que se concreta en la transmisión del conocimiento y en el ejercicio de su profesión que se construye en sus alumnos.
Los profesores de la secundario no le temen a la dificultad, la enfrentan y asumen que no es fácil el vínculo con sus alumnos. Creen que la educación es el verdadero camino hacia la libertad porque saben que es en la escuela donde se libran las mas decisivas batallas contra la barbarie y el colonialismo.
Sólo quien valore el verdadero sentido de la vocación, podrá entender que los profesores cumplen sus sueños de futuro en el ejercicio diario de la docencia secundaria”

1 comment:

Vanesa Cotroneo said...

¡Felicitaciones por el espacio!
Es un blog muy bueno y completo.
Soy ex alumna del colegio y llevo la marca del Instituto en la sangre roja. Me enorgullezco de haber asistido a la institución y puedo asegurar que ninguno de los docentes que tuve en los años 2002 y 2003 me es anónimo. Tal como dice el alumno Acosta, quedan en nuestro recuerdo para siempre.
Por otro lado, tampoco se borran los conocimientos que adquirí para ese entonces. Todavía leo a Gramsci, a Mac Luhan, a Piglia y tantos otros de las materias de Sociales.
¡¡Un abrazo enorme!! Y sigan con la cosecha de buenos corazones y buenas cabezas.
Vanesa Cotroneo, promoción 2003.